Promo Travel

¿Qué hacéis este fin de semana? Os propongo una escapada a Jaén

Catedral de Jaén

De las ocho provincias que componen Andalucía, probablemente sea Jaén la más desconocida. Siendo dos de sus pueblos Ciudades Patrimonio Mundial por la UNESCO desde el 2003: Baeza y Úbeda.  Pero la capital de Jaén tiene poco que envidiarles y hoy quiero invitaros a conocerla. Os va a dejar sorprendidos!

Reconocida mundialmente como el primer productor de aceite de oliva, “Jaén no es sólo olivos” – qué decía una campaña turística hace años.

Desde el final de Neolítico podemos encontrar restos de presencia humana en Jaén, existiendo pinturas rupestres y restos de arquitectura megalítica.

 

¿Qué nos dejaron los íberos en Jaén?

Museo Íbero de Jaén

Pero es de la época íbera – Siglo V a.c -, donde vamos a encontrar interesantes restos, siendo Jaén el santuario más importante de peregrinación religiosa de Oretania. Estos restos podréis visitarlos en el Museo Internacional de Arte Íbero y el Oppidum íbero de Puente Tablas, siendo este yacimiento uno de los más importantes a nivel nacional de este periodo. Son realmente interesantes!!

 

Avanzando en la historia de la ciudad de Jaén, sólo se podrán ver en el Museo Provincial de Jaén, los restos cartagineses y romanos.

 

Reino Taifa de Jaén

Es en la época de la conquista árabe, donde Jaén vuelve a tener la importancia de una ciudad clave por su ubicación, convirtiéndose en la capital de la Taifa de Jaén.

Aunque se levantaron varias mezquitas, en la actualidad, no queda ninguna como tal. Pero sí se pueden ver sus restos en la Iglesia de la Magdalena, qué aún conserva el patio y la estructura de las cuatro naves.

Lo que sí se puede visitar y es de visita obligada al ir a Jaén, son sus Baños Árabes. Con sus 450 metros construidos, se convierten en los mejores conservados de toda Europa.

Baños Árabes de Jaén

Otro vestigio de la época árabe en Jaén es el Castillo de Santa Catalina. En la parte superior del Cerro de Santa Catalina se ubica esta antigua fortaleza. En realidad se trata de tres fortalezas: el Alcázar Viejo, el Alcázar Nuevo y el Abrehuí.

Arco del Castillo de Santa Catalina

 

Del Castillo sólo podemos disfrutar de su estructura externa, ya que las tropas Napoleónicas, lo incendiaron en su huída. En una parte del Castillo, se construyó el Parador Nacional de Santa Catalina.

 

Vista nocturna del Castillo de Santa Catalina desde Jaén

 

 

 

 

Merece la pena su visita porque las vistas de la ciudad de Jaén desde allí son impresionantes. Os aconsejo tomar un café en la terraza del Parador, os va a encantar.

Castillo de Santa Catalina

 

La Catedral de la Asunción de la Virgen

La gran joya de Jaén es la Catedral, que está construida sobre la antigua Mezquita Mayor de la ciudad de Jaén.

 

Comenzó a construirse en el Siglo XV, en un gótico tardío, pero fue en el Siglo XVI, en pleno Renacimiento, donde se impulsaron sus obras.

Es curioso que durante los casi 200 años que se tardó en construir esta maravillosa Catedral y, a pesar de que fueron varios arquitectos los que lideraron las obras, fueron siempre los planos de Pedro de Vandelvira y su hijo, Andrés de Vandelvira, los que sirvieron de guía.

Su fachada principal es de estilo barroco. Fue diseñada por Eufrasio López de Rojas en 1667 y finalizada en 1688 por su discípulo Blas Antonio Delgado.  Es una de las obras más destacadas del barroco español.

La Catedral  es otra visita obligada en Jaén! Desde 2012, es Patrimonio de la Humanidad en la categoría de bien cultural.

La Ciudad del Santo Reino

En el interior de la Catedral se custodia, la reliquia del Santo Rostro. Esta reliquia es considerada el auténtico rostro de Jesucristo, que habría quedado plasmado en el lienzo con el que la Verónica le secó la cara durante su pasión. Está guardada en la Capilla Mayor, y se expone a veneración pública de los fieles todos los viernes.

Basílica de San Ildefonso

A no más de diez minutos andando, tenemos otra visita obligada: la Basílica de San Ildefonso. En sus inicios era una capilla pobre de un barrio de los extramuros árabes. Data del Siglo XIII. Pero es a raíz del descenso de la Virgen a la ciudad, cuando se convierte en un Santuario de donde se rinde culto a la Virgen. En su interior está la imagen de La Virgen de la Capilla, patrona de Jaén.

La leyenda de la Virgen de la Capilla

“En la muy famosa, muy noble, y muy leal Ciudad de Jaén, guarda y defendimiento de los Reynos de España. Sábado en la noche a diez días del mes de junio de 1430 años, siendo Obispo de esta Ciudad y Capitán de Este Reino Don Gonzalo de Astuñiga (que hoy decimos Zúñiga) ante su provisor y vicario general Juan Rodríguez, Bachiller en derechos, se probó haber pasado, real y verdaderamente lo que se refería: Que a la hora de medianoche el sábado dicho iba una gran procesión de gente muy lucida y con muchas luces, y en ella siete personas que parecían hombres, que llevaban siete cruces; iban uno detrás de otro, y que las cruces parecían a las de las parroquias de ésta Ciudad, y los hombres que las llevaban iban vestidos de blanco o con albas largas hasta los pies.

Iban más otras treinta personas también con vestidos Blancos, en dos hilos, acompañando las Cruces. En lo último desta procesión iba una Señora más alta que las otras personas, vestida de ropas blancas con una falda de más de dos varas y media; y iba distinta de los demás la última, y no iba cerca della otra persona, de cuyo rostro salía gran resplandor, que alumbraba más que el Sol, porque con él se veían todas las cosas alrededor, y contorno, y las tejas de los tejados como si fuera amedio día el Sol muy claro, y era tanto lo que resplandecía, que le quitaba la vista de los ojos, como el sol cuando le miran en hito. Esta Señora llevaba en sus brazos un niño pequeño también vestido de blanco, y el niño iba sobre el brazo derecho.

Detrás desta Señora venían hasta trescientas personas, hombres y mujeres, éstas cerca de la falda de la Señora, y ellos algo más atrás. Estos hombres y mujeres no hacían procesión sino de montón; iban las mujeres delante y los hombres atrás, y todos vestidos de blanco, y sonaban como que iban armados. La cual procesión iba hacia la capilla de San Ildefonso, y habían salido de la Santa Iglesia mayor. Esto afirmaron con juramento Pedro, hijo de Juan Sánchez; Juan, hijo de Vzenda Gómez; Juana Hernández, mujer de Aparicio Martínez; y otros testigos, cuyos dichos y deposiciones están en el archivo desta Iglesia, y capilla.”

Bartolomé Ximenez Patón, Secretario del Santo Oficio, en el capitulo decimotercero de su obra «Historia de la Antigua y Continuada Nobleza de la Ciudad de Jaén», publicada en 1628.

Basílica de San Ildefonso

¿Dónde comer?

Los alrededores de la Catedral o de San Ildefonso están llenos de bares y tascas. Es fácil que te detengas en la Taberna del Gorrión. Fundada en 1888, se dice que en su interior hay un jamón momificado …

La leyenda del jamón momificado en la Taberna del Gorrión

“Una princesa rusa venía a Jaén huyendo camino a Gibraltar. Se topó con la Taberna Casa Gorrión. Solicitó un lugar apartado y privado donde descansar un rato y comer algo para reponer fuerzas. El mesonero de la tasca Gorrión la mandó al sótano, donde tenía colgadas las piezas de la matanza, entre ellas, varios jamones.

La princesa rusa, sentada debajo de uno de los jamones, notó como una pringosa gota de grasa manchaba la ropa que cubría su pecho. El amable dueño se prestó a limpiársela, y de ahí, según cuenta la leyenda, surgió un romance.

El mesonero, enormemente agradecido al grasiento jamón, lo indultó de por vida. Desde ese momento luce en la Taberna Gorrión como si de una momia en el Museo El Cairo se tratase.”

La Barra, La Manchega, Montana, Los Barriles Mesón El Tostón son una muestra de “Las tascas de la Catedral”.

Si estás cerca de la Basílica de San Ildefonso, El Santuario, Cuatro Esquinas, el Abuelo o El Hortelano forman parte de «Las Tascas de San Ildefonso». Cualquiera de ellas te encantará.

En cualquiera de ellas podrás degustar un lomo de orza, un choto al ajillo o cualquier plato de la riquísima gastronomía de Jaén.

 

¿Dónde Dormir?

En el centro y para poder ir andando a cualquier sitio y olvidaros del coche: Hotel Condestable Iranzo 4*, Hotel Xauen 3* o Hotel Europa 3*. Y si no os importa coger el coche, el Parador de Jaén es vuestra opción. Recordad hacer siempre las reservas en la web de los hoteles, siempre encontraréis el mejor precio.

 

Datos de interés

  • Oficina de Turismo de Jaén – Calle Maestra, 8, 23002 Jaén – Teléfono: 953 19 04 55
  • Visitas guiadas. Cláritas Turismo – Plaza Sta. María, 1, 23002 Jaén – 678 77 50 43

 

Agradecimientos

Quiero agredecerle a Enrique Fort que me haya cedido sus maravillosas imágenes de Jaén. Enrique sabe transmitir la esencia de esta maravillosa ciudad en cada fotografía. Muchas gracias!

Disfrutad del fin de semana en Jaén y contadnos qué os parecido!! Feliz viaje!!

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar